Clara y Olivier Filippi tienen un fantástico vivero situado a las afueras de Méze, cerca de Montpellier, en Francia, donde disponen de una grandísima variedad de plantas mediterráneas, adaptadas al calor intenso, falta de riego, suelos pobres,  incluso a la cercanía del mar. Se han recorrido medio mundo buscando plantas que reunieran todas estas características. En un libro que hemos leído y que recomendamos (“El jardín sin riego”) exponen su técnica aprendida para crear y mantener un jardín sin riego (apenas).  En otro libro (“Alternatives au gazon”) proponen alternativas al césped tradicional ( una pena que este libro no esté traducido al castellano). El jardín de su casa les ha servido como lugar para experimentar. Nos encantó tanto el vivero como el jardín. Zonas enteras dedicadas a jaras (Cistus), Salvias, Phlomis y un largo etc. Bravo!

Leave a Reply

9 − 5 =