Nuestra siguiente parada fue el jardín de Mien Ruys en Dedemsvaart, donde estuvo el mundialmente famoso vivero Moerheim, que fundó su padre en 1888, y que es donde ella empezó a trabajar a la edad de 19 años. Fue el vivero de vivaces más importante en Europa de la primera mitad del siglo XX, junto con el de Karl Foerster.

Mien Ruys es considerada la iniciadora del “Dutch wave”, hoy llamado “New Perennial Movement“, junto con William Robinson y el mismo Karl Foerster. Su lema ” a wild planting in a strong design” (“una plantación natural en un diseño marcado”) se expresa en jardines cuyos espacios se dividen con setos recortados que dan lugar a plantaciones de vivaces y gramíneas.

El jardín se compone de una secuencia de 28 jardines de experimentación donde se siguen probando nuevas especies y combinaciones. Como curiosidad, se atribuye a Mien Ruys, dentro de su carácter de innovación, la introducción en la jardinería holandesa de las traviesas de ferrocarril para delimitar espacios, allá por la década de 1960.

El concepto como vimos sigue siendo el de vivero, vivienda, y jardín de muestra y experimentación, sólo que esta familia fue la pionera. Por su importancia a nosotros nos pareció todo el conjunto un monumento.

One Comment

Leave a Reply

5 + ocho =